Geoparques

¿Qué son?

Los Geoparques son territorios, con límites claramente definidos, que albergan un patrimonio geológico de relevancia internacional usado como base de su desarrollo socioeconómico sostenible. Son reconocidos como Geoparques Mundiales de la UNESCO en el Programa Internacional de Ciencias de la Tierra y de los Geoparques.

Valle de Añisclo (Geoparque Pirineos-Sobrarbe)

El patrimonio geológico alude a un conjunto de lugares de interés geológico desde un punto de vista científico, educativo, estético y/o de rareza, pudiendo incluir áreas terrestres, marítimas o subterráneas. Se trata de ventanas al pasado de la Tierra que nos enseñan los procesos y acontecimientos que ocurrieron hace millones o miles de años y los que ocurren en la actualidad; los animales y plantas que poblaron nuestro planeta; la relación existente entre los elementos geológicos y la biodiversidad y el uso y aprovechamiento de los recursos geológicos, rocas y minerales, a lo largo de la historia.

El desarrollo sostenible basado en el patrimonio se decide en los Geoparques Mundiales de la UNESCO facilitando la participación de los agentes locales en la toma de decisiones. Gracias a ello son posibles actividades educativas sobre el patrimonio y la sostenibilidad; actividades económicas locales como el geoturismo, turismo guiado vinculado a la geología del territorio y a los usos, costumbres y productos locales; así como actividades de conservación identificando a la sociedad con su patrimonio e implicándola en su protección y difusión.

Aunque un Geoparque no es una figura de protección en algunos casos pueda coincidir o englobar espacios naturales protegidos. Sin embargo, los lugares de interés del patrimonio geológico deben estar protegidos por la legislación aplicable ya sea local, regional o nacional. Los Geoparques asumen la obligación de defender los elementos geológicos que propician su singularidad, oponiéndose a su destrucción y comercialización.

¿Cuándo surgieron?

En el año 2000 se creó el proyecto de la Red Global de Geoparques en la que participaron 169 territorios de 44 países diferentes. Los primeros en aparecer fueron el bosque petrificado de Lesbos (Grecia), la zona de volcanes antiguos de Vulkaneifel (Alemania),  los relieves pre-alpinos de la Haute Provence (Francia) y el parque Cultural de Maestrazgo (España) todos ellos se reunieron en el municipio turolense de Molinos para formalizar el nacimiento de la Red Europea de Geoparques (EGN), un concepto novedoso que proponía utilizar el patrimonio geológico para el desarrollo de las comunidades locales.

A este proyecto se fueron sumando cada vez más territorios y en el año 2004 contaba ya con 21 geoparques distribuidos en 9 países, incluido China.

Con esta base se fundó la RED MUNDIAL DE GEOPARQUES (GGN), una asociación sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es la interconexión de sus socios como herramienta clave para la mejora de cada uno de ellos.

¿Cuántos hay?

La nueva red de geoparques de la UNESCO cuenta con 127 parques en 35 países.

España es el segundo país del mundo con mayor número de Geoparques con un total de 15, repartidos por todo el territorio, Estos Geoparques son los siguientes:

  1. Mastrazgo (Aragón)
  2. Cabo de Gata-Níjar (Andalucía)
  3. Sobrarbe-Pirineos (Aragón)
  4. Sierras Subéticas (Andalucía)
  5. Costa Vasca (País Vasco)
  6. Sierra Norte de Sevilla (Andalucía)
  7. Villuerca-Ibores-Jara (Extremadura)
  8. Cataluña Central (Cataluña)
  9. Molina Alto- Tajo (Castilla la Mancha)
  10.  Isla del Hierro (El Hierro)
  11.  Lanzarote y Archipiélago Chinijo (Lanzarote)
  12.  Las Loras (Castilla y León)
  13.  Orígens (Cataluña)
  14.  Montañas de Courel (Galicia)
  15.  Geoparque de Granada (Andalucía)