cañón de Añisclo
Aragón,  Blog,  Huesca,  Ordesa y Monte Perdido,  Valle de Añisclo

Ruta San Úrbez y el Molino de Asos

Una ruta para toda la familia en la que disfrutar de los bosques, ríos y calizas que conforman este cañón.

  • Distancia: 3 km
  • Duración estimada: 45 minutos
  • Sentido: circular
  • Dificultad: baja
  • Puntos de agua: 0
  • Señalización: si
  • Época recomendable: todo el año

UBICACIÓN

El valle de Añisclo es uno de los valles que conforman el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en el Pirineo Aragonés (provincia de Huesca).

Este cañón se formó gracias a la acción erosiva del agua del río Bellós encajándose en las calizas y los procesos kársticos que se producen conjuntamente.

La litología que encontramos son cuarcitas y calizas. La primera una roca dura muy poco soluble y la segunda una roca más blanda que se disuelve con facilidad. Dentro de las calizas tenemos calizas arenosas de colores más ocres y calizas micríticas de color gris y con fósiles de algas calcáreas, ambas conforman la Formación Gallinera.

cañón de Añisclo
Cañón de Añisclo

COMENZAMOS

cañón de Añisclo
Mirador. Río Bellós

Esta ruta circular comienza desde el aparcamiento de San Úrbez. Para llegar hasta aquí con vehículo privado debe realizarse desde Escalona. Esta carretera es de un solo sentido y muy estrecha. Hay que tener en cuenta que en los meses de verano puede que no haya sitio en el aparcamiento debido a la popularidad del lugar.

Una vez equipado comenzamos la ruta. Al ser circular no importa mucho por dónde iniciemos aunque esta vez iremos primero al molino de Aso, la cascada y por último la ermita y el puente de San Úrbez. Seguiremos los carteles que nos marcan la ruta, parando en pequeño miradores que no nos podemos perder. Como este de la ermita de San Urbez y vistas del río Bellós.

Continuaremos por un sendero cubierto por vegetación como las hayas, los quijigos, helechos entre otras. A pocos metros encontraremos el desvío para ver el molino y aunque el terreno es resbaladizo merece la pena bajar a verlo.

Volvemos a coger el mismo sendero dirección a la cascada que escucharemos antes de verla y en la que podemos ver  a grupos de personas realizando barranquismo. Cruzaremos el puente para continuar con nuestra ruta, dejando el río Aso a la derecha.

CASI ESTAMOS

Puente de San Úrbez

Iremos subiendo pasando por diferentes miradores. Comenzaremos a descender hasta llegar al puente del río Bellós y a pocos metros encontraremos la ermita dedicada a San Úrbez, un pastor convertido en santo que vivó en esta cueva en el siglo VIII.

Seguimos caminando hasta el puente de San Úrbez que se encuentra suspendido 30 metros en un estrecho sobre las aguas del río Bellós, sin duda una arquitectura que merece la pena ver. A pocos metros encontraremos de nuevo el aparcamiento del cual partimos y habremos terminado nuestra pequeña ruta por el cañón de Añisclo.

ermita de San Úrbez
Ermita de San Úrbez

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *